El segundo ciclo de educación infantil (3-6 años), es una etapa no obligatoria y se organiza de acuerdo con los principios de educación inclusiva y co-educadora.

 

 

Tiene como finalidad principal contribuir al desarrollo físico, afectivo, social e intelectual de los niños en cooperación con las familias, además de establecer las bases para el éxito de las competencias que se consideran básicas. Para alcanzar este objetivo, es fundamental que un proyecto dirigido al niño parta de un conocimiento profundo del desarrollo evolutivo en que éste se encuentra, para que exista una coherencia entre los niveles que se pretenden conseguir y los contenidos y las actividades programadas.

 

  • Alcanzar la seguridad afectiva y emocional de acuerdo con su proceso madurativo.
  • Comportarse de acuerdo con unos hábitos y unas normas para alcanzar una autonomía personal y saber relacionarse con su entorno social.
  • Comunicarse y expresarse en los diferentes contextos y situaciones de comunicación habituales mediante diversos lenguajes.
En esta línea, la propuesta de actividades que realizamos es fundamental, básicamente, en la descripción del desarrollo del niño (expresada en la teoría histórica y cultural de Vigotsky y sus seguidores) y que se define en los siguientes planteamientos:
  • El desarrollo del niño es irregular.
  • La educación es la guía del desarrollo.
  • El desarrollo psíquico se forma en la actividad.